Tipos de acné

Granos blancos contra puntos negros. Pápulas, pústulas y nódulos. ¿Por qué aprender todos estos nombres cuando todo lo que realmente quieres es una la piel lisa?

La mejor manera de luchar contra el acné es armarse con conocimientos.

Por lo tanto, para aprender sobre los diferentes tipos de acné a los que podrías enfrentarte es importante que leas toda esta información, conozcas sus diferencias y la forma de tratarlos, dependiendo si se trata de un acné sencillo o un acné severo.

Existen varios tipos de acné y para cada uno una forma distinta de tratamiento:

  • Puntos Blancos
  • Puntos Negros
  • Pápulas
  • Pústulas
  • Nódulos y quistes
  • Acné conglobata
  • Acné premenstrual
  • Acné queloide
  • Acné iatrogénico
Tipos de acné

Puntos Blancos

Nadie en la televisión o en las películas parece que tenga nunca acné. Bueno, esa es la magia de Hollywood. El hecho es que todo el mundo tiene acné, y los puntos blancos son uno de los tipos más comunes. Por desgracia, esto forma parte del funcionamiento normal de tu piel. Eso no significa que tengas que vivir con puntos blancos toda la vida. El conocimiento es poder, y entender lo que son y no son los puntos blancos hará que su eliminación sea más rápida y fácil.

Los puntos blancos aparecen en la piel como protuberancias pequeñas, blanquecinas pero, ¿qué los causa? Cuando en los poros de tu piel se acumulan aceites o sebo (un aceite natural), aparecen los puntos blancos. Esto guarda relación con los folículos de la piel. La razón por la que se convierten en puntos blancos se debe a que las áreas obstruidas no están expuestas al aire. En el caso de los puntos negros, el aire provoca la oxidación y la oxidación oscurece las puntas de las áreas obstruidas.

Puntos Negros

Los puntos negros son un resultado común de los procesos naturales de la piel. Por supuesto, eso no significa que tengan que gustarte. Entender lo que son es clave para la eliminación.

Un punto negro se crea cuando un folículo de la piel se tapa y empuja a través de la superficie. Por lo general están causados cuando la piel produce demasiado sebo (aceite). Este aceite, cuando se expone al aire, se vuelve de color negro y a veces, amarillo debido a una acumulación de melanina (el pigmento oscuro de la piel). Por lo tanto, los puntos negros no son causados por la suciedad como mucha gente piensa.

Si has pasado o estás pasando por la pubertad, eres el candidato perfecto para las espinillas. Eso es porque durante la pubertad, el cuerpo genera un aumento significativo de las hormonas, y estas hormonas a su vez estimulan las glándulas que general el aceite de la piel. Esto es 100% normal y significa que su cuerpo está haciendo lo que tiene que hacer. Sin embargo, los puntos negros son un subproducto desafortunado.

Hay otras razones por las que podrían aparecer los puntos negros. Si tu piel no se limpia adecuadamente, las células muertas de la piel se acumulan en los poros, los poros se tapan, y se acumula el aceite. El uso de cosméticos a base de aceite o las cremas hidratantes también puede estimular el desarrollo de espinillas, así que habla con tu médico acerca de los cosméticos que funcionan mejor para tu piel. Del mismo modo, la contaminación, la humedad y la grasa en tu entorno de trabajo (por ejemplo, si trabajas en una cocina cerca de una freidora) también pueden causar brotes de acné.

Una cosa más a tener en cuenta es que muchas personas se preguntan por qué aparecen los puntos negros a pesar de que limpiar las zonas afectadas. La realidad es que la piel es por naturaleza, grasa. El lavado excesivo y/o otras irritaciones harán que la piel produzca más aceite para compensar, por lo tanto aparecerán aún más puntos negros. Así que limpia la piel bien pero con suavidad.

Pápulas

Las pápulas son protuberancias pequeñas, firmes, en forma de cono, y de color rosado. Se trata básicamente de un nombre elegante para la inflamación de un punto blanco. Son sensibles al tacto a diferencia de otras formas de acné y no contienen pus. Como no contienen pus, no debes intentar apretarlos para que salga el pus. Si lo haces podrías irritar la piel seriamente y agravar el acné existente (y posiblemente, terminar con una cicatriz permanente), además de que no terminarías con la pápula.

Pústulas

Al igual que las pápulas, las pústulas son lesiones pequeñas y redondas. Te darás cuenta de que son de color rojo con centros de color amarillento o blanquecino (causada por pus visible). Mientras se inflama, las pústulas generalmente son indoloras y no contienen una gran cantidad de bacterias. La inflamación es en realidad el resultado de una irritación química de los ácidos grasos libres, que son sustancias que circulan en el torrente sanguíneo y son comunes en la piel de todo el mundo, aunque es posible que haya otras causas.

Aunque puede ser tentador estrujar una pústula, no lo hagas. Podrías terminar con una cicatriz permanente. Si tienes una que es particularmente molesta, consulte a tu dermatólogo para que la elimine correctamente.

Tipos de acné

Nódulos y quistes

El acné nodular aparece en grandes áreas de la piel y suele ser muy doloroso ¿Cuál es la raíz de la aparición de los nódulos? Los nódulos son inflamaciones, lesiones profundas en la piel. Los quistes, aunque similares, son más suaves, llenos de pus y también están en las profundidades de la piel. Se desarrollan y tu sistema inmunológico responde a este ataque mediante la producción de pus.

A diferencia de otras formas de acné, los nódulos pueden persistir durante semanas o incluso meses, son el resultado del endurecimiento de su contenido en la profundidad. El acné quístico es el tipo más grave de acné en la piel. Los nódulos, no siempre se convierten en quistes. Tanto los quistes como los nódulos, aunque son similares, pueden existir de forma independiente.

Como la mayoría de acné, los brotes de nódulos y quistes puede afectar a cualquiera, pero son más comunes en los adolescentes varones y hombres jóvenes. Por desgracia, este tipo de acné muchas veces tiene causas genéticas, si uno o ambos de sus padres ha tenido brotes, existe una gran probabilidad de que los hijos también lo tengan.

Acné Conglobata

El acné conglobata es una forma poco común y muy grave de acné que pueden afectar a la espalda, glúteos, pecho, hombros, brazos, muslos, e incluso la cara. El acné conglobata se caracteriza por producir abscesos y cicatrices. Médicamente hablando, esta condición es esencialmente una combinación de pústulas y nódulos del acné, aunque puede tener infecciones bacterianas también. Nadie sabe realmente cuál es la causa del acné conglobata pero a menudo se desarrolla si el acné existente se deteriora y entra en erupción repentinamente.

El abuso de esteroides y anabolizantes es una manera segura de adquirir acné conglobata.

El acné conglobata afecta a los adultos jóvenes varones más que a las mujeres, aunque incluso se ha desarrollado en algunos niños.