Láser para el acné

¿Estás cansado de ese acné tan antiestético? Si es así, entonces comprenderás los beneficios que los tratamientos con láser pueden ofrecerte. El acné puede tratarse con rayos láser. Es una solución moderna y muy eficaz. Antes de comenzar cualquier tratamiento contra el acné, será necesario saber las causas del acné. Esta condición de la piel es el resultado de la producción en exceso de sebo (aceite) , de las bacterias en la piel y la inflamación. Los tratamientos con láser pueden detener el acné, por lo general deteniendo la producción excesiva de aceite.

Eliminación del acné con láser

Los tipos de láseres utilizados para tratar el acné varían en longitudes de onda de luz. Cada láser es diferente y tiene una eficacia distinta en función de los diferentes tipos de acné. La mayoría de los láseres trabajan destruyendo las glándulas sebáceas que hacen que su piel sea aceitosa. Esto es efectivo solamente si los granos son causados porque el aceite obstruye los poros y los folículos pilosos. La terapia de luz azul (láser) se utiliza para eliminar las bacterias del acné así como una capa muy delgada de piel, que puede reducir la apariencia de las cicatrices del acné.

Láser para el acné

La mayoría de las personas que se someten al tratamiento de acné con láser deben darse varias sesiones. Cada una de las sesiones tarda solo unos minutos. Se realiza en la consulta de un dermatólogo y las sesiones deben programarse al menos con una semana de diferencia entre sesión y sesión para darle tiempo a tu piel a recuperarse. Muchos pacientes también optan por una combinación de tratamientos con láser para apuntar más de una causa de sus defectos.

El tratamiento se realiza utilizando un dispositivo pequeño láser que se presiona contra la piel. Este procedimiento puede utilizarse en cualquier persona propensa a los brotes de acné, incluyendo la cara, el pecho o la espalda. Es eficaz para deshacerse de las espinillas existentes y detener los brotes nuevos. Algunos tipos de láser pueden incluso minimizar la apariencia de las cicatrices de acné preexistentes.

Durante el procedimiento es posible que sientas una ligera molestia, como si la piel se estirara como una banda de goma. Existen algunos efectos secundarios mínimos que pueden aparecen con el tratamiento láser. Después del tratamiento la piel puede estar un poco roja e hinchada, no debes preocuparte por esto ya que desaparece muy rápidamente. Dentro de una semana, no notarás nada. En comparación con las alternativas de medicamentos con receta para el acné o las cremas, los tratamientos con láser pueden ser en realidad una de las maneras más fáciles para deshacerte de tu acné.

Láser para el acné

No debes considerar el tratamiento con láser si solo tienes espinillas leves o erupciones ocasionales. Se utiliza generalmente para los que tienen acné severo que no desaparece, aún después del uso de cremas u otros remedios. Si estás considerando el tratamiento del acné con láser, primero asegúrate de que has agotado todas tus otras opciones. A continuación, programa una consulta con un dermatólogo certificado, que pueda evaluar tu piel y te permita saber si el tratamiento con láser es adecuado para tu situación.