Efectos Psicológicos del Acné

Aunque parezca que el acné es una patología sencilla, que básicamente no provoca ningún problema, debemos tener en cuenta de que afecta directamente a la estética de la persona por lo que los efectos psicológicos del acné pueden ser muy importantes dependiendo de la persona afectada. El no sentirse cómodo con el físico puede provocar grandes problemas sociales además de psicológicos.

El acné provoca un trauma psicológico muy fuerte lo que lleva a problemas familiares entre padres e hijos debido a la inseguridad que padecen los adolescentes. La aparición de granos puede influir en los jóvenes provocando un sentimiento de inferioridad que lleva al sufrimiento psicológico.

Efectos Psicológicos del Acné

Consecuencias psicológicas del Acné

Si bien es cierto que las complicaciones son escasas, las consecuencias psicológicas del acné son bastante amplias. La aparición de puntos negros y espinillas da lugar a un rechazo social debido al carácter antiestético del acné. Esto puede provocar que muchas personas se sientan ignoradas o apartadas de la vida social.

Por lo general, los que más afectados se ven por este problema son los adolescentes. Esto se debe a dos causas principales. La primera de ellas es que la estabilidad emocional del adolestente es escasa, se deja influir por los comentarios y miradas de las demás personas y el efecto en él es muy grande. Por otro lado, las personas de las que se rodea el adolescente también son jóvenes que se dejan llevar por un criterio estético. La combinación de estos dos factores afecta directamente a la integración social de los adolescentes con acné.

Adolescencia y Acné

La adolescencia es precisamente una etapa en la que los chicos sienten la necesidad de sentirse integrados y formar parte de un grupo. No se refiere solo a un tema de amistades sino también al hecho de sentirse atractivo para el sexo opuesto algo en lo que la estética juega un papel muy importante. El hecho de padecer acné, sobre todo si es en la cara y en zonas visibles puede hacer que los jóvenes se sientan excluídos aún no siendo víctivas de las burlas. Si el acné de un adolescente es demasiado avanzado o excesivo él mismo puede sentirse diferente sin que los demás lo provoquen. Él mismo puede provocar su autoexpulsión del grupo por temor al futuro rechazo. En estos casos la autoestima baja hasta límites insospechados.

Es por esto que el caso de tener hijos adolescentes debemos tener especial cuidado en valorar si el acné que sufren les está afectando a su vida social. LLevar al hijo al dermatólogo es un hecho muy básico y sencillo que puede solucionar muchos de los problemas que pueda tener.

El acné y la inseguridad

El acné afecta más a las personas inseguras. La gente que sufre de acné, aunque no sean casos excesivos ni graves y es emocionalmente insegura puede sufrir unos efectos psicológicos mayores. Esto condiciona su calidad de vida y dificulta la relación que tienen con los demás. La inseguridad hace que aparezca el miedo al rechazo.

Por norma general, las mujeres suelen ser víctimas en mayor medida de los efectos psicológicos del acné. Esto se debe también en gran medida a que están sometidas a grandes cambios hormonales durante toda su vida. En el caso de los hombres, solo suelen verse afectados psicológicamente cuando la apareción de acné es muy elevada y por eso suelen evitar piscinas y zonas en las que tengan que dejar ver parte de su cuerpo desnudo.

Efectos Psicológicos del Acné

Efectos del acné

Entre las causas psicológicas que provoca el acné, las más comunes son:

  • Retracción Social
  • Disminución del autoestima.
  • Pérdica de la confianza en uno mismo.
  • Bajo concepto de la propia imagen.
  • Timidez.
  • Depresión.
  • Irritabilidad emocional.
  • Frustración.