Causas del acné

Uno de los mayores mitos del acné y al contrario de lo que cree la cultura popular, las patatas fritas y el chocolate no causan el acné. Pero entonces, si la comida no es el problema, entonces ¿qué causa el acné?

Uno de los grandes problemas del acné es que comienza aproximadamente 2-3 semanas antes de que pueda verse en la superficie de la piel. Así que, aunque pueda parecer que un grano ha aparecido durante la noche, lo que en realidad estás viendo es la etapa final de un proceso mucho más largo.

Causas del Acné

El proceso comienza en los folículos sebáceos del vello (son esos pequeños agujeros que se conocen con el nombre de poros). En lo profundo de cada folículo, las glándulas sebáceas están trabajando para producir sebo, el aceite que mantiene la piel húmeda y flexible. A medida que su piel se renueva, las células viejas mueren, se mezclan con los aceites naturales de tu piel, y se desprenden. En circunstancias normales, estas células se desprenden poco a poco, dando lugar a la piel nueva y fresca.

Pero este proceso de desprendimiento es diferente para cada persona. Puedes eliminar las células por igual o de manera irregular. Si lo haces de manera irregular las células muertas se vuelven viscosas, se agrupan y forman un tapón (como el corcho en una botella). Esto hace que el aceite y las bacterias se queden dentro del folículo.

El folículo taponado comienza a hincharse porque tu piel continúa la producción de sebo normal. Tu cuerpo ataca con un enjambre de células blancas de la sangre. Todo el proceso dura de 2 a 3 semanas y termina con la temida espinilla.

Éstas son algunas de las principales causas que causan el acné:

Causas del Acné
  • Las hormonas: Para la mayoría de las víctimas del acné, el problema comienza en la pubertad, cuando el cuerpo comienza a producir las hormonas llamadas andrógenos. Estas hormonas hacen que las glándulas sebáceas se agranden, es una parte natural del desarrollo del cuerpo. Las glándulas sebáceas se sobre-estimulan por los andrógenos y esto puede continuar durante décadas. Los andrógenos también son los responsables de brotes de acné asociados con el ciclo menstrual y, en ocasiones, el embarazo.
  • El sebo: Cuando la glándula sebácea es estimulada por los andrógenos, que produce más sebo. En su recorrido por el folículo hacia la superficie, el sebo se mezcla con las bacterias comunes de la piel y las células muertas de la misma, que se han desprendido de la pared del folículo. Si bien este proceso es normal, la presencia de sebo en el folículo aumenta las posibilidades de obstrucción y puede causar acné.
  • El folículo: Normalmente, las células muertas dentro del folículo son expulsadas a la superficie de la piel poco a poco. Sin embargo, si tienes glándulas sebáceas hiperactivas estas células se desprenden más rápidamente. Mezclado con el sebo, las células muertas de la piel forman un tapón en el folículo, evitando que la piel termine su proceso natural de renovación.
  • Las bacterias: La bacteria Propionibacterium es un residente habitual de todo tipo de piel. Es parte del sistema natural de mantenimiento de la piel. Una vez que el folículo está taponado las bacterias Propionibacterium se multiplican rápidamente, creando una reacción química que se conoce como inflamación en el folículo y la piel circundante.
  • La inflamación. Cuando tu cuerpo se encuentra con las bacterias no deseadas, envía un ejército de glóbulos blancos para atacar a los intrusos. Este proceso se denomina quimiotaxis o, sencillamente, la respuesta inflamatoria. Esto es lo que hace que los granos se pongan rojos, inflamados y causen dolor. La respuesta inflamatoria es diferente para cada persona, pero los estudios han demostrado que es especialmente fuerte en las mujeres adultas. Es por eso que muchas mujeres siguen sufriendo de acné después haber pasado años desde la adolescencia. Definitivamente no es el chocolate.