Acné Neonatal

El acné neonatal (o acné Neonatorum) es un tipo de acné que aparece en los recién nacidos y que es muy similar al acné vulgar. Por lo general suele aparecern en las dos primeras semanas después de haber nacido y es más común en bebé varones. Cuando este tipo de acné aparece después de los tres meses de vida, entonces se le llama acné del lactante.

Aquellas personas que hayan sufrido de acné neonatal o que cuenten con familiares con acné, tienes una predisposición mayor a sufrir acné en el futuro, como por ejemplo, durante la adolescencia.

Acné Neonatal

Causas del acné neonatal

Aún no se ha llegado a una conclusión factible sobre las causas del acné neonatal. Se relaciona con la sobreestimulación de las glándulas sebáceas del bebé por parte de las hormonas de la madre durante el embarazo.

El acné neonatal puede estar presente en el nacimiento o en el desarrollo del niño durante las primeras 2-4 semanas de vida. Existe controversia sobre si es realmente el acné o si representa una forma de trastorno pustular en el período neonatal. Como resultado, el término pustulosis cefálica neonatal se ha debatido mucho.

Esta afección de la piel consta de pústulas en las mejillas principalmente, pero también implica otras áreas de la cara y del cuero cabelludo. A diferencia de acné infantil (que se desarrolla después de los 2 meses) y el acné de la adolescencia, el acné neonatal se resuelve espontáneamente y sin dejar cicatriz.

Síntomas del acné neonatal

El acné del bebé es similar al acné adolescente. Lo notarás por la aparición de protuberancias blancas o rojas que pueden estar rodeadas de piel rojiza. El acné suele aparecer en las mejillas y algunas veces en la frente, la barbilla, e incluso la espalda. Puede llegar a ser más pronunciado cuando el bebé está caliente o molesto, o si su piel está irritada por la saliva o al escupir la leche.

Las manchas en la cara de tu bebé no tienen por qué ser necesariamente acné. A veces aparecen pequeñas protuberancias blancas al nacer y desaparecen a las pocas semanas. A estas protuberancias se las llama milia, y no están relacionados con el acné. Si la irritación parece escamosa o aparece en otra parte del cuerpo de tu bebé, puede tener ser un eczema. En todo caso, te aconsejamos que consultes con tu pediatra para que pueda identificar el problema con mayor rapidez.

Prevención y cura del acné neonatal

No hay nada que puedas hacer para prevenir la aparición del acné del bebé, pero puedes ayudar a limpiar suavemente la cara por lo menos una vez al día con agua y jabón suave para bebés. Es importante que no aprietes ni frotes el acné del bebé, mucho menos con las manos, podrías hacer que el acné fuera a peor. Además, puedes agravar la afección con el uso de aceites o lociones. Los aceites y lociones no ayudan porque suelen ser grasos. Recuerda que el acné del bebé desaparece espontáneamente en algunas semanas así que no te agobies.

Si bien es cierto que el acné puede estropear un poco el físico de tu bebé, debes saber que no por ello debes dejar de hacerle las fotografías pertinentes. A estas edades los bebés crecen muy rápidamente y en solo unas semanas notarás una gran diferencia, seguro que no querrás perder la imagen de tu bebé recién nacido. Recuerda que además, siempre puedes retocar las fotos posteriormente para eliminar los granitos.

A veces, cuando un bebé presenta con acné severo, el médico puede recomendar tratarlo con peróxido de benzoilo, retinoides tópicos como cremas u otros agentes queratolíticos. Antes de intentar cualquier tratamiento de acné del bebé, llame a su pediatra para obtener su aprobación. Algunos medicamentos para el acné son demasiado fuertes para los bebés y podrían causarle daños en la piel y cicatrices de por vida.

Acné Neonatal

Milia

Los bebés que sufren de acné infantil pueden tener Milia. la Milia o miliaria, son las pequeñas protuberancias blancas que aparecen en un recién nacido en la zona de la nariz, las mejillas o la barbilla. En algunos casos, la milia también puede aparecer en la parte superior del tronco del cuerpo, así como su brazos y piernas del bebé.

La diferencia más clara entre el acné del bebé (neonatal) y el acné milia es el color de la piel. Cuando el bebé tiene acné neonatal se caracteriza por pequeñas protuberancias rojas mientras que la milia se caracteriza por pequeñas protuberancias blancas.

Milia rara vez está presente al nacer. A pesar de esta condición de la piel del bebé puede aparecer a cualquier edad, por lo general se desarrolla durante la primera semana de vida. Más del 50 por ciento de los bebés desarrollan milia.

La milia es común en los bebés que nacen en un clima cálido. También está asociada con el calentamiento del bebé cuando ha tenido que pasar un tiempo en la incubadora, con vendajes oclusivos o ha tenido fiebre. Esta condición de la piel de los recién nacidos se desarrolla porque el sudor se queda atrapado en los la piel. En la mayoría de los casos, la milia desaparecerá al cabo de varias semanas y sin la necesidad de usar ningún tratamiento.

Puedes mejorar la milia con medidas para reducir la sudoración como la utilización de ropa holgada y baños de agua fría.